sábado, 30 de junio de 2012

RAZA: Pit Bull Terrier


mailto:marianodiaz@mcolivia.com.ar?subject=Desde Lamascota.com
Hace veinte años había American Pit Bull Terrier, American Staffordshire Terriers, y Staffordshire Bull Terriers, junto con una amplia variedad de razas, Bulldog, Bull Terriers y tipo mastiff. Los expertos en perros conocían cada raza por su nombre y podían distinguir fácilmente una de otra. Los propietarios de perros como mascotas no distinguían tanto, a menos que fueran suficientemente afortunados para compartir su corazón y cariño con una de estas razas. Actualmente los expertos en perros todavía pueden distinguir la diferencia, pero el resto del mundo reacciona con terror ante dos cortas palabras que han llegado a atribuirse a un numero sorprendentemente grande de razas - ¡ el temido Pit bull ¡ Aunque técnicamente la denominación genérica "Pit bull" no existe como raza especifica, los relatos de terror de algunos medios han hecho que el publico en general considerase inherentemente peligrosas para ellos y sus hijos a determinadas razas, desde el poderoso American Pit Bull Terrier hasta el arrugado Sharpei chino. El Pit Bull no es un perro para cualquiera, se recomienda por lo general que el propietario sea una persona con experiencia cinófila y que tenga el físico suficiente para controlar en toda circunstancia a su perro. El Pit Bull es un perro muy noble y leal, pero en malas manos puede convertirse en un arma mortal, ya que con tal de complacer a su dueño es capaz de hacer cualquier cosa, muchos cobardes, para satisfacer su propio ego hacen que sus perros dejen la vida en un pit ( lugar donde se realizan las peleas) matándose con otro perro, y sufriendo muchas veces en combates que duran mas de 2 horas, es un espectáculo degradante, el Pit Bull hasta no morir no cede ni desciende su agresividad en ningún momento. Mas allá de esto el Pit Bull es un excelente perro de compañía , con un gran sentido del humor, lo cual lo convierte en el perro ideal para aquella persona que le guste tener un verdadero gladiador canino, que disfruta de las actividades, y se destaca en el arrastre de peso y en la presa.
Se le debe un correcto adiestramiento a cada Pit Bull. El privilegio de ser adiestrado es un derecho de nacimiento; y tanto si su Pit Bull va a ser un bonito y cortés perro de compañía, un perro para concursos, o cualquier otro uso posible al que quiera destinarle, el adiestramiento básico es siempre el mismo, todo debe comenzar con la obediencia fundamental. Nuestro Pit Bull debe ser educado en presencia de los extraños. No debe ladrar a los niños que vayan patinando, a los conductores de autos ni a otros animales domésticos. Se le debe restringir la caza de gatos. Un perro no tiene el derecho inalienable de cazar gatos, y se le debe regañar si lo hace. En cuanto a la salud, debemos recalcar que es una raza relativamente sana con pocos problemas genéticos de salud. Esto se debe muy probablemente al origen de la raza para azuzar toros y osos como a las peleas de perros. Solo se reproducían los mejores, los mas fuertes y sanos.
Establecen lazos muy estrechos con sus dueños e interpretan las situaciones según las reacciones de los miembros de la familia, así como la de los extraños. En el caso de que se acerque a la puerta una persona desconocida para el perro, y cuyo dueño la reciba cordialmente, el perro la saludara también como un amigo. Si el dueño esta un poco intranquilo ante la situación, el perro se colocara entre el dueño y el extraño por si pudiera suceder algo desfavorable. Esto es característico en un perro sano, tanto física como mentalmente. Fuera de la casa, el Pit Bull llama la atención, es sociable, y frecuentemente atrae a la gente. Es interesante observar cuantas personas se agolpan al rededor suyo y lo acarician, a lo cual el responderá con entusiasmo. Mientras pregunta que clase de perro es, la misma persona que se le ha acercado retrocederá frecuentemente aterrorizada cuando le digan el nombre de la raza. El perro no a cambiado ni un ápice durante el tiempo que ha tardado en decirle el nombre de la raza, pero la percepción de la persona se ha alterado dramáticamente.
Para comprender al American Pit Bull Terrier, o Pit Bull Terrier, y como ha llegado a ser percibido, es preciso considerar en primer lugar el desarrollo original de la raza. Los perros antiguos, los primeros animales domesticados por el hombre, no estaban divididos claramente en razas diferentes como sucede actualmente. En lugar de ello, existían grupos muy generalizados de canes basados en el trabajo que realizaban. Con el tiempo, los rasgos mas apreciados de cada perro individual se conservaron y refinaron por medio de la cría selectiva. Pasaron muchos años antes de que empezaran a aparecer las categorías más distintivas de perros, y aún entonces, los perros se clasificaban primariamente por sus funciones. Los primeros grupos incluían los de tamaño grande, tipo mastiff de pelo corto, los guardianes de ganado de tamaño grande, con pelaje largo, y los de tamaño mediano, capa corta, que fueron criados para luchar con toros y osos. Estos perros de tamaño mediano, y capa corta, se desarrollaron hasta convertirse en los bulldogs y los boxers. El bulldog, a diferencia de los ejemplares exagerados que tenemos actualmente, fue en un tiempo un perro ágil y atlético. Tenia un cuerpo fuerte y bien musculado y un temperamento valiente. Estos perros llegaron a ser muy populares entre la clase trabajadora debido a su destacada capacidad para azuzar a toros y osos. Antes de la British Humane Act de 1835, los deportes de sangre eran legales y despertaban gran interés entre las diversas clases sociales, tanto la trabajadora como la nobleza. Aunque azuzar a toros y osos era un deporte popular, se daba un interés minimo a las peleas de perros. Sin embargo, después de la citada ley de 1835, se popularizaron mucho mas las peleas de perros,. ya que requerían un espacio mínimo y podían celebrarse en cualquier lugar escondido. A medida que fue aumentando el interés se establecieron reglas de combate y se organizaron programas encaminados a optimizar la capacidad natural de los perros. Esto llevo a criar luchadores más rápidos y fieros, introduciendo cepas de terriers en las castas. Los resultados de estos cruces se conocieron como "bull and terriers". Tuvieron tanto éxito que la cría continuada condujo a un ulterior desarrollo de un tipo de raza más especifica . Al mismo tiempo que en Inglaterra, también se popularizaron los deportes de sangre en Norteamérica, y con tal fin se importaron regularmente perros británicos. Los programas de cría americanos siguieron pautas parecidas a los británicos, pero al tratarse de una extensión mucho mayor, con una economía primariamente agrícola, los perros demostraron su eficacia en otras actividades. En primer lugar destacaron en funciones tales como guardianes de las residencias, y también protegiendo los rebaños y controlando a los predadores. Esto condujo a una cría encaminada a conseguir mayor tamaño y peso. Aunque el colono pionero solía preocuparse menos por el lineaje de sus perro, el que destinaba sus perros para luchar mantuvo registros muy detallados de la progenie. A finales del siglo IXX, Mr. C. Z . Bennett solicito al American Kennel Club los privilegios de registros para sus perros. Frustrado por los continuos rechazos a tener acceso a su libro genealógico, Mr. Bennett fundo el United Kennel Club en 1898, con el exclusivo proposito de registrar los que eventualmente serian conocidos como American Pit Bull Terriers. La raza ha sido conocida por muchos nombres a lo largo de su historia, entre ellos Pit Bulldog, American Bull Terrier y Yankee Terrier. En 1909, se constituyó la American Dog Breeders Association y tambien aceptó al American PitBull Terrier en su registro. Finalmente, en 1936, el American Kennel Club aceptó a la raza como Staffordshire Terrier. Posteriormente se reviso el nombre, que paso a ser American Staffordshire Terrier a partir del 1 de enero de 1972. Este cambio fue necesario para diferenciar la raza americana del Staffordshire Bull Terrier. Hoy en dia, el American Staffordshire Terrier y el Staffordshire Terrier se consideran razas distintas y separadas, aunque en 1936 se los consideraba la misma raza.
Aunque el propósito para el cual se crió inicialmente al Pit Bull Terrier es ilegal desde hace tiempo, sigue siendo un perro funcional. Ha demostrado ser muy versátil y puede redirigir fácilmente su alta energía, su gran fuerza y su aguda inteligencia hacia diversas actividades. Muchos sobresalen en pruebas de obediencia, agility y arrastre de peso(Ver foto). Les gusta el trabajo y el adiestramiento consiguiente. Generalmente los perros de esta raza están extremadamente dispuestos a complacer y es facil adiestrarlos con mano firme pero cariñosa. Además, el Pit Bull Terrier, o Pit Bull a secas, y su lineaje ha demostrado su habilidad y tenacidad en la caza mayor. Habitualmente se les junta con otros perros de rastreo que siguen la pista de la presa hasta que los cazadores están a punto de disparar. El Pit Bull es utilizado entonces para agarrar y aguantar la presa, de modo que el animal no pueda huir de los cazadores ni cargar contra ellos y lesionarles. El Pit Bull también ha demostrado ser un eficiente protector del hogar y de la familia. Es extremadamente fiel y disfrutra con la compañía de las personas. Saludará alegremente a los amigos meneando la cola. Sin embargo, una vez se le haya enseñado, el perro detendrá resueltamente a un intruso o a alguien que suponga una amenaza. Los Pit Bull tienen la misteriosa capacidad de distinguir al amigo del enemigo. Son guardianes naturales sin necesidad de adiestramiento especializado de protección, aunque muchos de ellos se han destacado en Schutzhund y en Ring Sport francés .
El Pit Bull no es un perro para cualquiera, se recomienda por lo general que el propietario sea una persona con experiencia cinófila y que tenga el físico suficiente para controlar en toda circunstancia a su perro. El Pit Bull es un perro muy noble y leal, pero en malas manos puede convertirse en un arma mortal, ya que con tal de complacer a su dueño es capaz de hacer cualquier cosa, muchos cobardes, para satisfacer su propio ego hacen que sus perros dejen la vida en un pit ( lugar donde se realizan las peleas) matándose con otro perro, y sufriendo muchas veces en combates que duran mas de 2 horas, es un espectáculo degradante, el Pit Bull hasta no morir no cede ni desciende su agresividad en ningún momento. Mas allá de esto el Pit Bull es un excelente perro de compañía , con un gran sentido del humor, lo cual lo convierte en el perro ideal para aquella persona que le guste tener un verdadero gladiador canino, que disfruta de las actividades, y se destaca en el arrastre de peso y en la presa.



Escribe: Carlos Mariano Diaz Lafourcade

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores